PROGRAMA DE ACTIVIDADES

dijous, 4 de juny de 2015

ENFERMOS MENTALES EN PRISIÓN: RIESGOS

La reflexión de hoy está dedicada a la problemática de los enfermos mentales en prisión, a petición de Pepe Núñez  y como continuación de esta otra entrada. En ella pudimos ver el documental “Fuera de lugar” que el director Fernando Guillén-Cuervo dedicó a esta realidad un tanto “invisible”.
En esta ocasión me voy a centrar un poco más en las causas por las que los enfermos con trastornos mentales graves tienen mayor riesgo de convertirse en víctimas del sistema penal. Esta entrada ha sido inspirada por José María López, coordinador del Plan de Ámbito Penal y Penitenciario de la Fundación Manantial, que en 2014 ha sido condecorada con la ‘Medalla de Plata al mérito social penitenciario’ por el Ministerio del Interior.

Riesgos que abocan a los enfermos mentales a la prisión:

  • Riesgos del sistema sanitario. La opción por el recurso penitenciario no responde generalmente a una elevada peligrosidad del enfermo, sino simplemente a la inexistencia de recursos sanitarios alternativos. La reforma psiquiátrica que prometió la Ley de Sanidad en 1986 (desinstitucionalización de los enfermos mentales, integración en la comunidad, etc.) se quedó prácticamente en un enunciado de principios (ver artículo 20). Supone un riesgo potencial enorme el hecho de que no existan medios suficientes para la prevención, la asistencia domiciliaria, el tratamiento ambulatorio, o el internamiento en los centros de salud, ya que muchos enfermos no pueden recibir el tratamiento médico oportuno y al no estar controlados tienen más posibilidades de cometer un hecho previsto como delito que les lleve a prisión. De esta forma, ésta acaba siendo el único recurso para “tratar” al enfermo mental grave, con lo que es probable que comience un camino cíclico de entradas y salidas de prisión.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

DINOS ALGO POR EL SPEAKPIPE