PROGRAMA DE ACTIVIDADES

dilluns, 5 d’octubre de 2020

 




                              EXPOSICIÓN DE FOTOGRAFÍA DE LA NOSTRA VEU EN EL DIA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL



Este día 10 de Octubre es el Día Mundial de la Salud Mental y en el Casal Solleric la asociación 'La Nostra Veu' exponemos una muestra de fotografía de retratos para dar sentido y énfasis a un día importante que da visibilidad a los problemas que muchas personas de nuestra sociedad padece en selincio

La exposición surge de un taller de fotografía que empezó como un juego y evolucionó a un darnos cuenta a través del retrato que somos algo más que nuestro diagnóstico. 

Tanto se han permitido los usuarios como los profesionales de la salud mental reflejarse ellos mismos en sus fotos y pensamos verdaderamente que nosotros no somos nuestro diagnóstico somos lo que nos definen como por ejemplo soy poeta o soy luchador o soy seductor o soy divertido. 

Es importante en las fotografías cazar el alma del que posa, su esencia como persona, lo que le define, sale a relucir el interior y la dulce auténtica mirada de cada uno/a . Quizás nos vemos sorprendidos al ver nuestra imagen, es como desnudarse metafóricamente hablando ante la cámara y tener la sensibilidad apropiada para definirnos en palabras significativas.

Es impresionante como nos transformamos en cazar nuestra alma y disfrutar todos juntos, los compañeros de La Nostra Veu y los profesionales. Es un evento pionero en la salud  mental de Baleares y agradecería que tanto las personas individuales como las que pertenecen al colectivo de salud mental aprendiéramos que nosotros no somos nuestro diagnóstico, sino los adjetivos que nos definen, que nos importan, que con el retrato salen a flote. 

Desde la Nostra Veu queremos que se escuchen nuestras voces para empezar a darle un nuevo sentido a la salud mental en Baleares. Para eso todos nosotros hemos de aprender a remar en la misma dirección, apoyándonos unos a otros, para hacer que nuestra existencia sea más grata, más satisfactoria.





 

                 

dilluns, 28 de setembre de 2020

 


      El Tesoro de la amistad


Antes de querer a los demás es primordial quererse a uno mismo. Reconocer todos los atributos que poseemos y las cualidades que tenemos, lo que nos hace ser más pacientes con nosotros mismos, a veces nos exigimos demasiado a nosotros mismos y nos apaleamos mentalmente, provocando un tsunami de sentimientos heridos, frágiles, dolorosos, inhóspitos, desagradables.

Todos necesitamos ser aceptados y comprendidos, cuando vamos creciendo se van formando nuestra personalidad, nuestro carácter y también necesitamos de la cercanía y el amor de nuestros semejantes.  Los compañeros caminan junto a mi, me trasmiten tranquilidad, serenidad, son como una cascada de bienestar, paladeando la conversación, saboreando las palabras, los silencios, la genuina compasión

Creo sinceramente que todos necesitamos de verdaderos amigos y amigas, personas en las cuales confiar y querer y esperar de ellos que siempre estarán ahí, apoyándonos, animándonos, y también nosotros corresponderles a ellos de igual manera.       

Un amigo te escucha, te entiende,  no te juzga, te valora por lo que tú verdaderamente eres.

El amigo te engancha con lo importante de la vida, vivir los gratos momentos, disfrutar con su mirada serena, calmada, auténtica, como llena de suavidad y aroma. Si fallo a un amigo, recibir el perdón más auténtico y también dárselo si es él quien me ha fallado.

Siempre cometeremos errores porque somos imperfectos, no debemos juzgarnos ni flagelarnos, tenemos sinceramente que  acariciarnos los pensamientos, como si fuera con un gel, el gel de la comprensión, de la empatía, de la serenidad, de la escucha atenta, de la calma, de la tranquilidad, de la autoestima, etc. Y si tenemos un buen día, aprovecharlo. La vida es un don maravilloso.


Armando Ibáñez





           

dilluns, 14 de setembre de 2020

Yo no soy mi diagnóstico

 

               En primer lugar quiero destacar que aunque estoy diagnosticado como una persona que padece esquizofrenia, soy mucho más que eso, tengo un carácter apacible, me gusta respetar a los demás, me gusta escribir poesía, me gusta dibujar, hacer manualidades, me encuentro a gusto con los compañeros de la Nostra Veu, socializo con ellos. Soy poeta y escribo para que crezca espiritual y emocionalmente.

Cuando reboso tranquilidad, contagio a los amigos de la Nostra Veu, No soy partidario de etiquetar a los integrantes de nuestro colectivo. No concibo la razón por la cual nos discriminan. Creo sinceramente que los psiquiatras deberían de dejar de marginarnos y procurar humanizar con ternura a todos nosotros.

Actualmente, en la Nostra Veu, estamos desarrollando un taller de Fotografía en el cual todos nos vemos reflejados en la cámara y posamos en multitud de gestos diferentes y valiosos. Veo captada mi alma, mis ojos verdes y mi mirada sincera y franca.

 Creo que los  médicos deberían bajar del pedestal en que se encuentran y tener una clara empatía hacia nosotros. Atisbo últimamente que algo se está moviendo en el contorno de la salud mental. Consiste en humanizar, tratarnos como lo que somos: personas con distintas cualidades y virtudes.           

He percibido la reacción de todos los modelos  al ponerse delante de la cámara y desnudarse emocionalmente, definiendo con palabras lo que ellos creen que les define como personas.

Considero que el trabajo que estamos haciendo es muy provechoso porque ante la cámara nadie es mejor que nadie, cada uno es lo que quiere ser.

Quiero  remarcar el hecho de que estamos en una  asociación de personas La Nostras Veu, que incide en tratarnos como  adultos y como personas. Tratamos de que los usuarios se sientan libres de realizar los talleres que más le llaman la atención. 

Sencillamente, es un privilegio el poder detallar este texto para que sirva de punto de inflexión y contribuya al desarrollo de nuestros deseos más íntimos. Como el sol sale cada dia nosotros estaremos ahí para ayudarnos unos a otros, llamarnos por los calificativos y cualidades del carácter que nos definan.

Armando Ibañez

DINOS ALGO POR EL SPEAKPIPE